Dos de Acero y Voluntad

Estándar

¿Cómo tú vives con VIH? Yo no sé, dicen que uno se adapta pero todavía yo no sé.” Así comenzó una larga conversación con esta mujer joven viviendo con VIH desde hace 24 años, que es exactamente su edad. En muchas ocasiones hemos hablado, pero nunca habíamos tenido una conversación y agradezco no tan solo su disposición, si no su apertura para responder preguntas, incomodas, nostálgicas y que nadie nunca le había hecho.

Su nombre no importa, pueden llamarle Minerva diosa de la sabiduría y guerra, Nirvana como la liberación en el budismo, Pachamama la madre tierra o Yemayá quien manda en el océano. Lleva la mitad de su vida viviendo con VIH de manera consiente, o sea, a la edad de 12 su madre y su doctora planificaron para darle la noticia. Noticia más o menos publica, pues su hermano, mayor que ella, lo divulgo entre sus amigos de escuela sin ella aun saberlo. En esta isla el chisme corre más rápido que la electricidad e internet, por lo tanto, intencional o no, muchas personas en la escuela se enteraron, teniendo como resultado, discriminación y estigma, conocido como “Bully”, palabra que no me parece suficiente para describir una vivencia como esta.

Al enterarse pensó que era lo peor, que no podría tener hijos o hijas. Tuvo su etapa de rebeldía, como la mayoría de nosotros y nosotras. Las malas crianzas y el llegar al punto de no importarle nada, nunca la hicieron pensar que “si yo lo tengo, todo el mundo debe tenerlo”, pero si generó una dinámica con su madre en la cual el pensamiento principal fue, “no me pidas honestidad cuando tú me mentiste a mí”. Y es que cuando se crece con VIH, usualmente toda tu familia lo sabe primero y tú eres la última en enterarte, y se siente una engañada porque “pensaba que eran vitaminas” sus medicamentos.

El VIH vive en nosotros y nosotras, “yo te tengo pero yo soy dueña de ti, y NO tú de mí”. La comparación más cercana es como “un compañero que se levanta y acuesta contigo, pelean pero siempre están juntos”. Por lo tanto el tener apoyo familiar puede ser crucial cuando se es adolescente, más aun cuando se vive con VIH. En la manera en la que tu familia se relaciona con el VIH, en gran parte, es la manera en la que se relacionan contigo, y así es como una puede pensar que el resto de las personas se relacionarán con nosotras y nosotros. Ese es uno de los lugares de los cuales puede salir la percepción, preocupación y en ocasiones miedo al estigma y discrimen, percepción que no es igual para todo el mundo.

Su madre vive con VIH, su padre no. “¿Tú te crees que si yo hubiese sabido que estaba enferma te hubiese tenido?”, son algunas de las cosas que su madre le decía, mientras le daba de codo durante toda su vida. “Siempre me trato así”, dice sintiéndose además “como el patito feo de la familia”. Ella nunca hiso nada por evitar el bully en su escuela. “Tal vez es el miedo o la culpa”, tratando de explicar el comportamiento de su madre para con ella. Personalmente no soy madre asique desconozco si existe razón alguna, aun estando en este contexto, para este trato y comportamiento. Por tal razón, me abstengo de juicio alguno.

Su familia puso el grito en cielo cuando tuvo su primera relación sexual y otro adicional cuando se enteraron de su embarazo. “Tú lo que vienes a traer al mundo son niños enfermos” y un “tu debes buscarte un novio que también tenga la condición”, fueron los comentarios de una prima. No me extraña que su familia piense que es egoísta al haber quedado embarazada, ya que no es la primera joven que ha crecido con VIH de quien he escuchado este tipo de comentario por parte de su familia. Su madre le dijo que no debia tenerlo porque no estaba capacitada, incluso, le sugirió comprar medicamentos para un aborto casero. “El bebe no tiene culpa de mis errores”, y bajo este pensamiento, hace 6 años tuvo a su primera hermosa hija y hace 9 meses a un niño, ambos sin VIH.

Actualmente, lleva 5 meses con su pareja y me cuenta que el proceso con él fue distinto a los demás; primero tuvieron sexo y después se lo dijo. “Como tu estas enferma, tú quieres infectar a los demás”, ese fue su reclamo. Si en algo coincido con ella es que, si es conoces a una persona para solo tener sexo, podemos obviar el proceso de divulgación, y con el uso del condón es suficiente. Para algunas personas pudiese sonar egoísta, pero en mi opinión, el tener VIH no me da mayor responsabilidad al momento de protegerme. Por otro lado, cuando hablamos de una relación estable, ambas opinamos que deberíamos decirlo.

“Las personas piensan todavía que la gente con VIH son solo drogadictos y prostitutas”, refiriéndose a las personas que usan drogas  y hacen trabajo sexual.  “Él no hablaba en un principio se fue en un trance, sus padres también vivían con VIH y fallecieron”. Ella le comparte la información que su doctor le brinda, “es más fácil que un hombre infecte a una mujer, que una mujer infecte a un hombre”. La disyuntiva es que de una relación de “solo una noche”, no sabemos si pudiera rendir frutos o no, que fue el caso de ella y su pareja quien, muy afortunadamente, ha ido cambiando el pensamiento por uno menos estigmatizante y negativo.

“¿Cómo evaluarías tu auto-cuidado?” le pregunto. “Irresponsable, no me cuido bien, vengo cuando me siento mal”, contesto. “Como es que tú le tienes miedo a la muerte y no te cuidas”, pregunta que le hacen, la cual encuentro muy juiciosa. No se queja del lugar donde recibe servicios médicos, por el contrario, dice que la tratan muy bien, que le “hablan claro; al pan, pan y al vino, vino”, y no identifica ninguna barrera para asesar servicios, ya que cuenta hasta con transportación.

“Nunca pensé en el VIH hasta ahora”, siempre estuvo bien y actualmente se siente bien. “Ahora que he estado al borde de la muerte es que creo consciencia de que debo cuidarme, por mis hijos”. Me cuenta de los medicamentos que tomaba durante su adolescencia y los trucos para tomarlos. “Teníamos que tomarnos una cucharada de jarabe de chocolate para disfrazar el sabor”, dice de la versión liquida del lopinavir con ritonavir, para tomarse dos veces a día. Igual de mala era tomar la tableta que se disolvía en agua que contenía lamivudina y zidovudina, y me consta ya que era uno de los últimos medicamentos que mi madre tomó.

Hoy día toma dolutegravir, ritonavir, tenofovir, abacavir y lamivudina (me resisto a mencionar nombres farmacéuticos), y a pesar de tener acceso a ellos, confiesa tener resistencia a todos los medicamentos para VIH, incluso para los que está tomando actualmente. Hace varias semanas al llegar sus laboratorios, dicen que tiene 2 de CD4. Para quienes no conocen acerca de los CD4, lo saludable es entre 1’500 – 500, regular seria entre 500 – 200 y de 200 a 0, viene siendo etapa Sida en la cual se está completamente vulnerable a cualquier infección oportunista.

El escucharla decir que tiene solo 2 CD4, me sorprendió de manera tal, que hoy por hoy, aun no logro caer en tiempo. Me sentí cual periodista amarillista, pero no pude evitar preguntarle “¿Por cuánto tiempo más tú crees que puedes vivir con VIH?”. La pausa fue larga. Científicamente no mucho, mi cuadro clínico no está bueno, tal vea 6 meses, pero espiritualmente muchos años, no me pongo eso en la mente”. “¿Qué te mantiene de pie?” le pregunto. No puedo permitirme que el ay me siento mal, ni los dolores del cuerpo, si no, le doy cabía al caer en cama y todavía no es mi momento”. Sus hijos, su fuerza de voluntad. “Si no tienes motivos por que seguir viviendo, tu permites caer a ti”.

“¿Qué es lo más difícil de vivir con VIH?”. “El estilo de vida, cosas que quisiera hacer y tener una relación o comunicación normal”. “¿Qué es ser normal?”, siempre me encanta escuchar lo que las personas definen como normal. “Que no haya una condición de salud, que tu pareja te vea tomando tus medicamentos, tomar medicamentos, el jangueo, mantener una vida sana y tener que cuidarnos el doble”. A medida la conversación avanzaba pasamos a preguntas concretas, que de momento a mí me hubiese gustado que en mis entrevistas me hicieran.

En nuestras ciudades, pueblos, regiones, continentes y en el mundo, estas son las historias que pasan por desapercibidas, aquellas para las cuales hay pocos oídos. Por estas, por las nuestras, por las que ya no están, por las que vendrán y por las cuales no llegaran, es que se trabaja. Trabajo de hormiga o a gran escala, remunerado o voluntario, en militancia o en anonimato, por una vida digna.

¿Quién fueras si no tuvieses VIH? Estuviese como las cabras locas, acostándome con todos, porque me gusta mucho el sexo. No tuviese la mente abierta.

¿Qué has aprendido en la experiencia de vivir con VIH? La condición me ha hecho aprender a tener mejor cuidado de salud. Que el VIH no es lo único que existe y no estar algarete.

¿Qué es el futuro para ti? ¿Cómo lo ves? Es un logro. Me veo con un negocio de comida criolla o internacional.

Si pudieras hablarle al VIH ¿Qué le dirías? ¡Vete de mi cuerpo! Vete al carajo, déjame en paz.

¿De qué te arrepientes? De nada, nada que haya hecho diferente.

¿Qué quieres para tus hijos? Bienestar, que no sufran.

¿En qué crees? Creo en Dios. No creo en fantasías, creo en realidades.

¿Cuáles son tus metas? Me faltan dos (2), un carro y un trabajo. Ya tengo mis hijos y casa estable. Dentro de lo que cabe, ser feliz.

¿Cuáles son tus sueños? Ver a mi hijo crecer.

Si pudieses hablarle a la vida, ¿Que le pedirías? Unión familiar, paz en el hogar.

¿Qué agradeces? La vida. El despertarme cada día y ver a mi hijo sonreír.

VSJ

Historias de Activismo y Justicia Reproductiva y Sexual

Estándar

La pasada noche del lunes 16 de marzo 2015, y en el marco de la 59a Comisión de la ONU sobre la Condición de la Mujer, en el Auditorio Rose del Cooper Union en Nueva York, se llevó a cabo el panel de “Historias de Activismo y Justicia Reproductiva y Sexual”. Este evento moderado por Jessica Whitbread (ICW, Canada), fue co-presentado por ICW (International Community of Women living with HIV) & GATE (Global Action for Trans Equality).

En esta sesión, se unieron activistas en un diálogo interactivo con mujeres marginadas y hombres transgéneros cuyos derechos reproductivos han sido violados a través de la negación de los servicios, la mortalidad materna, y la esterilización forzada, tanto de los Estados Unidos, como de afuera, a pesar de que, los EE.UU. tiene una compleja historia de la práctica de la eugenesia y perpetuación de injusticias reproductivas también.

Los y las panelistas fueron Justus Eisfeld; Director Ejecutivo de GATE, Nueva York. Marama Pala; Presidenta del Grupo de Trabajo Global de Indígena, Nueva Zelanda. Karen Stamm, co-foundadora de CESA (por sus siglas en ingles Comité para terminar con el Abuso de la Esterilización), Nueva York. Teresia Njoki Otieno; ICW, Kenya.

Los cuerpos de las personas de las comunidades y poblaciones marginadas, se han controlado más notablemente a través del acceso a la salud y los derechos sexuales y reproductivos. Con el patriarcado como el marco dominante, la justicia reproductiva se convierte en un punto desde el cual, quienes tienen el privilegio, controlan la sexualidad y los derechos reproductivos de los vientres de mujeres y hombres transgéneros.

Dentro de la conversación, se contaron relatos sobre la mortalidad materna en las comunidades indígenas y como a veces al prolongar la cultura trae consigo normas conservadoras y barreras que pudiesen brindar mejor salud materna. De igual manera, se trajo a la mesa, las situaciones de discrimen e injusticia que muchos hombres transgéneros viven al momento de accesar a servicios de salud sexual y hasta la esterilización, porque aún se parte de la idea que la procreación, es exclusiva para la mujer.

Por otro lado, se habló sobre la esterilización forzada, tanto en mujeres viviendo con VIH, mujeres viviendo situación de calle y la esterilización masiva que se realizó en Puerto Rico en la década del 30 y 60, cuyos resultados fueron que para 1968, el 35% de las mujeres entre 20 a 29 años, que alguna vez estuvieron casadas fueron esterilizadas. Como, en las salas de operaciones, las mujeres que viven con VIH, estando indefensas, son esterilizadas sin su consentimiento o son manipuladas para que accedan y en ocasiones, buscan la autorización del familiar más cercano para que dé el permiso.

Tener acceso a los condones, métodos de control de natalidad y abortos seguros y legales, médicos sin prejuicios y de apoyo, y a la opción de tener hijos o amamantar sin potencial de persecución, lamentablemente, no es universal. Sin embargo, definitivamente es un tema del cual se deben continuar las conversaciones, e impulsar a que se realicen mayores investigaciones a diferentes niveles hasta lograr que lo esencial y el mensaje de estas historias se traduzcan a políticas públicas y que las mismas, no sean repetidas.

CSW59: Young Women – Mujeres Jóvenes

Estándar

Desde la  Comisión 59ª sobre la Condición de la Mujer, las mujeres jóvenes feministas nos hemos unido para crear esta declaración sobre nuestra posición colectiva en referencia a la exclusión de la sociedad civil de todo el proceso. Adjunto encontraran las dos versiones, español e inglés. Únete hoy jueves 19 de marzo en twitter usando el hashtag: #WhatYouthWant. También puedes usar #CSW59 y #CSWfeminist.

 

From the 59th Commission on the Status of Women, young women feminists we have come together to create this statement about our collective position in reference to the exclusion of civil society throughout the process. Attached is the two versions, Spanish and English. Join Thursday March 19 in twitter using the hashtag: #WhatYouthWant. You can also use # CSW59 and #CSWfeminist.

Statement here: young-feminists-statement-csw59

Declaración aquí: Declaración de Jóvenes Feministas CSW59

DSCN0334

Thinking about 90 90 90…

Estándar

90 90  90 is an ambitious strategy to “End” Aids by UNAIDS. The Fast Track consist in:

By 2020 (in 5 years):

  • 90% of all people living with HIV will know their HIV status.
  • 90% of all people with diagnosed HIV infection will receive sustained antiretroviral therapy.
  • 90% of all people receiving antiretroviral therapy will have viral suppression.
  • In addition, no more than 500,000 new infections among adults.
  • Finally, zero discrimination is expected.

By 2030:

  • 95% of people with HIV are aware of their HIV status.
  • 95% of them will be in HIV treatment.
  • 95% of people exposed to the treatment of HIV show viral suppression.
  • In addition, no more than 200,000 new infections among adults.
  • Again, zero discrimination is expected.

Can we really achieve the 90-90-90 in the first place? First of all, this goal is mostly about treatment, and how we can be avoid infecting others. If you want to deal with the HIV, you need to deal with us first. It’s should be human rights based, and also, have the prevention targeted. There’s actually a couple of things we should keep in mind while talking about how realistic and prepared our governments are.

On the first “90” we must recognize that in many countries if you are not more than 18 you can’t have an HIV test without your parental consent, and in some countries even with your parent’s consent you just can’t. Also, we prioritize the “Key Populations” on this, however we see that in a lot of Eastern Africans countries the higher rate is on young women, so we may want to shift and redefine which the key populations are.

On the second “90”, I don’t really have much, just the concern about having second and third line medications available, and regarding the evidence based information, leave the option to the person about when they want to start treatment.

On the last “90”, well we know that many countries don’t have the viral load testing, so I’m not sure how we will measure this. Also, it’s quite important to have the conversation on not taking medication, because there are people that don’t want to be on treatment yet or are having a treatment vacations. And even when it would be better if this doesn’t happen, it does, we need to face it, respect it, and stop judging it.

Now, about “no more than 500,000 new infections among adults”, I really hope that young people are included here, because the incidence among this population is getting higher. And on “Zero discrimination”, what does zero discrimination means? And how do we measure it? It’s not only about having zero discrimination on the society, but in a more politic and systematic way. Maybe, and just maybe, we can achieve the “Zero Discrimination” by eliminating the HIV criminalization, along as the homosexuality, sex work and drug use criminalization. We need to end forced and coerced sterilization on women living with HIV. HIV testing for adolescents without their parental consent and the access to health care for migrant people.

Isn’t only about how many pills we deliver, is about engaging people with holistic, supportive and comprehensive health programs. It’s about having the UN system taking stronger positions with the countries, and being inclusive not only with civil society but also  with other territories like Puerto Rico, American Samoa, Virgin Island where there’s any data yet on UNAIDS. It’s about the intersection of our agendas with others, like climate change, technology and peace and reconciliation.

Remember, we are humans, we yes we don’t want to infect anyone else (must of us), but we want to live a dignified life, be more than numbers, and be treated because our life matters.

Bring us to the table!

RSCN0270

Los que nos une

Estándar

DSCN9893

 

El pasado viernes 13 de marzo en la librería de la ONG, Housing Works en New York se llevó a cabo, más que un panel una conversación honesta, intergeneracional y a distintos niveles, entre activistas. Más allá de los roles que tenemos con nuestras redes, organizaciones y agencias, hablamos de las cosas que nos unen.

Las anfitrionas de la actividad fueron Red ATHENA y La Coalición Global de Jóvenes sobre el VIH / SIDA (GYCA), con la colaboración de Aids Legal Network, International HIV Alliance, International Women’s Health Coalition y Housing Works, en el marco de la Comisión de la Condición de la Mujer número 59. La conversación fue genialmente moderada por Ebony Johnson (Red ATHENA), y la conversación se dio en torno al como definimos nuestra femineidad, como ha sido o pudiese ser la “carrera” como activista, incluidos los altos y bajos, qué cosas nos unen y cómo podemos colaborar más allá de nuestros roles.

En el panel estuvimos, Dazon Dixon Diallo, (SisterLove), Susana Fried, Steve Letsike, (Access Chapter 2, South Africa), Kim Nichols, (African Services Committee), Kate Thomson, (Global Fund to fight AIDS, Tuberculosis, and Malaria). Varias de las cuestiones que se tocaron por el panel fueron la estigmatización y la discriminación que sufrió la primera ola activista en VIH en los 80’ y como la nueva generación de los y las jóvenes en la respuesta al VIH somos los y las predecesores/as de problemas similares hoy en día.

DSCN9901

Dentro de la conversación también hablamos acerca de las expectativas que muchas veces las personas tienen de los y las activistas y como esa presión social en ocasiones te da la sensación de que no haces lo suficiente. Lo frustrante que puede ser que a pesar del trabajo que haces, más jóvenes se siguen infectando cada día. Sin embargo, el no querer que otras personas vivan lo mismo que has vivido tú, el que las mujeres continúen falleciendo, cuando alguien te escribe o te dice cómo ha encontrado esperanza en tus palabras y la pasión por lograr un cambio es el motor que cada día nos mueve a realizar la labor que de maneras, espacios, esferas y niveles diferentes se hace.

Al culminar se trajo a la mesa lo que nos limita en los esfuerzos de dar respuesta al VIH, también como el estigma y la discriminación contra las mujeres, los jóvenes, la comunidad LGBTQI, y otros/as que estamos sistemáticamente marginados/as, debemos unir nuestro trabajo y colaborar para un enfoque más sensible y completo.

DSCN9895

Link del evento: http://www.housingworks.org/events/detail/the-things-that-unite-us-athena-the-global-youth-coalition-on-hiv-aids/

Las mujeres jóvenes y el VIH

Estándar

Artículo y vídeos creados originalmente por Nell Osborne para Salamander TrustVer artículo original publicado en inglés aquí.

 

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: Las mujeres jóvenes y el VIH

Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer. Es un día para recordar los numerosos logros de las mujeres, pero también proporciona una oportunidad para que reflexionemos sobre dónde estamos y soñar acerca de dónde queremos estar. Nuestros esfuerzos globales para prevenir la transmisión de VIH, así como para la atención, apoyo y tratamiento a las personas que viven con el VIH, siguen fallando en mujeres jóvenes y adolescentes.

Las estadísticas son desalentadoras. Según la investigación de Susan Kasedde, los adolescentes representan el único grupo en el que las muertes por SIDA están aumentando. Es más, su investigación indica que dos terceras partes de todos los nuevos casos en 2012 eran entre las chicas adolescentes (Ending the HIV Epidemic. Dr Susan Kasedde 2014).

Así que mientras la ciencia avanza sobre el cómo entendemos el virus del VIH, una comprensión completa de las necesidades de los jóvenes y adolescentes en relación con el VIH se ha pasado por alto.

 

APRENDER A ESCUCHAR

Salamander Trust cree que tenemos que comenzar por escuchar a las expertas: las mujeres jóvenes que viven con el VIH. En la Conferencia Internacional sobre el SIDA 2014 en Melbourne, Salamander Trust fue capaz de entrevistar a algunas de las principales activistas femeninas jóvenes. Le pedimos a cada una de ellas a compartir sus sueños para su futuro…

Esperamos que estos mensajes le inspirará. Por favor, ver y compartir ampliamente

 

L’Orangelis Thomas Negrón

L’Orangelis está trabajando actualmente en una campaña con la Red de Jóvenes Positivos de América Latina y el Caribe Hispano. Visita su página de Facebook JovenesPosLAC o tweetea con ellos y ellas en @JovenesPosLac. También forma parte del Capítulo de las Mujeres Jóvenes, Adolescentes y Niñas (CYWAG) de ICW. L’Orangelis tiene su propio blog donde escribe en español y en Inglés. También puede seguirla en Twitter en: @lolangelis

Mira su discurso inspirador plenaria de la Conferencia Internacional sobre el SIDA 2014, ”¿Hacia dónde vamos con el VIH y los adolescentes?”

L’Orangelis Thomas Negrón: Dreams for the future from Salamander Trust on Vimeo.

hqdefault

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Consolata Opiyo

Consolata, con sede en Kenia, es miembro del consejo de la Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con VIH (ICW) en el Este de África. Consolata se le preguntó recientemente a hablar en el lanzamiento de la campaña mundial “All In”, una iniciativa conjunta de UNICEF y ONUSIDA, destinada a reducir el impacto del VIH en adolescentes y mujeres jóvenes. Leer su discurso en su totalidad, descargalo-> SpeechConsolataOpiyo17_02_2015

Síguela en Twitter @OConsolata

 

 

Consolata Opiyo: Dreams for the future from Salamander Trust on Vimeo.

10535592_682903541800234_7387543147202868520_o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayu Oktariani

Ayu está gestionando una campaña de medios de comunicación social en Indonesia llamado “ODHA Berhak Sehat” (personas que viven con el VIH Derecho a la Salud). El movimiento desafía el estigma y la discriminación de las personas que viven con el VIH. Por favor, compartir y apoyar esta campaña.

Facebook Page: https://www.facebook.com/OdhaBerhakSehatPage

Twitter: https://twitter.com/ODHAberhaksehat

Sitio Web: http://odhaberhaksehat.org/

Ayu también dio un fantástico discurso plenario en la sesión inaugural de la Conferencia Internacional sobre el SIDA 2014 en Mebourne. Usted puede escuchar su discurso (minuto 42) haciendo clic aquí. Siguela en Twitter @ayuma_morie

 

Ayu Oktariani: Dreams for the future from Salamander Trust on Vimeo.

???????????????????????????????

Morir

Estándar

El cuerpo es una maquinaria asombrosa y cuenta con una fortaleza mayor que las murallas del Viejo San Juan. A su vez la fragilidad de la vida, disfrazada o explicita, a cada momento se te presenta en la cara, como recordatorio de que tu tiempo en esta dimensión es limitado y debes utilizar hasta cada microsegundo que hay en ella. Cada suspiro es único y puede ser cada vez te queden menos o que cada vez hayas suspirado más, eso depende de cómo lo veas.

Tengo una relación de amor y odio con la muerte, pero más allá, es algo que me parece interesantísimo, y no por morbosa, si no por todo lo que ocurre alrededor de ella. Amor porque en casos puede significar dignidad, alivio, compasión, eternidad. Odio por el dolor cabrón y el vacío brutal que les deja a quienes nos quedamos. Interesante por todos los simbolismos, los augurios, las improbabilidades, las posibilidades, las celebraciones, lo resentido y las palabras. Las últimas palabras.

Una ex compañera de trabajo murió hace varios días de cáncer. Y a pesar de que no fuimos amigas, me dolió inmensamente por todo lo que significo y porque me abofetea sobre cosas que se supone que se, pero no es hasta que te pasa que lo recuerdas y dices “¡aaaah! A esto se refieren”. Nunca supe mucho de ella, en muchas ocasiones ni un “buen día” o sonrisa. Cuando supe que le dio cáncer, quise decirle algo lindo, darle un abrazo, decirle “todo estará bien”. Sonreírle, preguntarle un “¿cómo estás?”, “¿cómo te ha ido?”, “¿cómo te puedo apoyar?”, pero no, nunca lo hice. Me sentía impedida, no sabía cómo abordarla, y es que tenía un carácter muy fuerte, era implacable. Pensé que en algún momento lo haría.

Luego me entere de que estaba hospitalizada y pensé que ese era el momento para ir a verla y decirle todo lo que debí decirle antes. Sin embargo, ella no estaba aceptando visitas, pero de todas maneras, tenía la esperanza de que mejoraría o que al menos, en algún momento comenzaría a aceptar visitas y que ahí entonces tendría mi oportunidad. Lamentablemente se fue antes de tiempo, muy joven. No pude decirle nada y ya no importa, ya no está. Espere demasiado, pensé que tenía más tiempo.

Esto me hace pensar en mi madre, en el VIH, en mi abuela. Hace dos semanas fui a ver a mi abuela a quien no veía desde octubre. Durante los últimos años ha desmejorado bastante; esta encamada, con alimentación por sonda pues no puede tragar y si, Alzheimer. A veces no se acuerda de mí.  La primera vez fue muy impactante, pues no importa el amor que esa persona te haya tenido durante todos estos años, es como si el Alzheimer cortara dolorosamente con un cordón umbilical que se creo durante tantos años, y ahora simplemente no existes porque esa persona no te reconoce. Se siente desaparecer de manera desgarradora y desesperante.

Ella está cansada, ella siente miedo, ella no tiene el control de su cuerpo y a veces lo sabe. Recuerdo que en algún momento pensé que lo peor de la muerte no es el saber que vas a morir, si no, el cómo vas a morir. A perder el control del cuerpo, el no poder valerte por ti mismo, por ti misma. El perder la dignidad. El perder la integridad física del cuerpo, y como somos seres holísticos, muchas veces también la del espíritu y alma. No sé si existe manera de morir con dignidad, no sé si hay algo digno en morir. ¿Cuánto valor o cobardía hay en el suicidio? ¿Desde y hasta donde es una opción para morir dignamente? ¿Cuánta dignidad puede haber en el decidir cuándo y cómo acabar con tu vida? Y aclaro que no estoy alentando a nadie a probarlo, lo digo como experimentada y fracasada que fui. ¡Gracias por el fracaso!

Le sonrío, ella me sonríe de vuelta como si entendiera lo que hay en mi mente, mientras que yo trato de descifrar como ella se siente y bregar con su desnudes, la cual nunca pensé que contemplaría. Sujeta mi mano con una fuerza que parece desintegrar mis dedos, y de momento pienso que voy a empeorar su Alzheimer con mis ruidos extraños y caras sin sentido. Ella está cansada, mi tía adolorida. ¿Que nos queda por hacer? ¿Qué pasara cuando no este?

¿Qué pasara cuando no estemos? Mañana.

¿Qué tal si el “cuando” es mañana? ¿Nos habremos abrazado lo suficiente?

¿Habremos ahorrados los besos suficientes para vivir sin esa persona por el resto de nuestra vida?

¿Nos dijimos “te amo”? Te amo.

¿Nos aguantamos las palabras, el cariño?

El mañana es incierto.

No tienes más tiempo.

Que no nos quede nada por decir antes de morir…

MAMA

Descubrir

Estándar

Llevo varios días como que perdida y mucha cosa viene pasando. Buscaba un espacio para mi, y hoy que hice planes para todo el día era feriado. No iba a perder el día, así que Carpe Diem y esto salio por ahí…

—-

Hoy me lancé. Hoy fui posibilidad.

Hoy seguí mis pies. Hoy lo necesito. Hoy me lo di.

Hoy camine, hoy descubrí.

Descubrí el puente, el barrio y algunos miedos.

Hoy descubrí la parte derecha de mi cuerpo.

Hoy descubrí que es cierto y que soy más libre de lo que pienso

Hoy no me dio la gana.

Escucho el corazón latir muy fuerte dentro de mí.

Par de costillas se quieren romper.

Se me quiere salir del pecho a ver.

A nadar, a volar, a caminar.

Hoy abrí la manguera, que pasen todos los que quieran.

Mil sentimientos, rayos y centellas.

Me asfixio, me lloro, me lamento.

Me confundo, me pierdo, me muero.

Se me va la vida.

Hoy te quiero a ti. Te quiero aquí.

Me faltas y un no sé qué

Y un qué se yo que es, pero no está.

Me falta amor, me falta paz, me falta felicida’.

Hoy descubrí la conexión, la que sin darme cuenta se desconectó.

Hoy busco un lugar donde conectarla.

Hoy busco recuperarla. Busco descubrir.

Descubrir lo que está dentro de mí.

A mí.

Perspectiva de Género en la Educación Pública

Estándar

Últimamente se ha estado debatiendo mucho sobre el tema de Perspectiva de Género, y me asombra, de manera absurda la desinformación que hay y sobre todo como es que grupos, en su mayoría religiosos, promueven esta desinformación. Me he tomado el atrevimiento de utilizar una presentación realizada por Alana Feldman de Taller Salud y un artículo muy bueno del Periódico Feminista Mujeres en Red, para que sirva como un tipo de referencia, acompañado por los documentos gubernamentales para que tengan la información exacta.

———-

Perspectiva es el punto de vista desde el cual se considera o se analiza un asunto. Género es un conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes y/o clase o tipo a que pertenecen personas o cosas.  Según Mujeres en Red “lo femenino y lo masculino se conforman a partir de una relación mutua, cultural e histórica. El género es una categoría transdisciplinaria, que desarrolla un enfoque globalizador y remite a los rasgos y funciones psicológicas y socioculturales que se le atribuye a cada uno de los sexos en cada momento histórico y en cada sociedad. Lo femenino o lo masculino no se refiere al sexo de los individuos, sino a las conductas consideradas femeninas o masculinas. En este contexto, la categoría de género puede entenderse como una explicación acerca de las formas que adquieren las relaciones entre los géneros. La mirada de género no está supeditada a que la adopten las mujeres ni está dirigida exclusivamente a ellas”.

Este tema para mí no debería ser como una clase adicional en el currículo de clases, o simplemente agregar dos o tres heroínas en las clases de historia. Aquí el currículo, que claramente es un buen inicio. Para mi debería implicar una deconstrucción de lo que es el sistema educativo o al menos los currículos de clases y dar una realidad social diferente, ya que “que las relaciones de desigualdad entre los géneros tienen sus efectos de producción y reproducción de la discriminación, adquiriendo expresiones concretas en todos los ámbitos de la cultura: el trabajo, la familia, la política, las organizaciones, el arte, las empresas, la salud, la ciencia, la sexualidad, la historia”.

La categoría de género es una definición de carácter histórico y social acerca de los roles, identidades y valores que son atribuidos a varones y mujeres e internalizados mediante los procesos de socialización. Algunas de sus principales características y dimensiones son:

  1. Es una construcción social e histórica (por lo que puede variar de una sociedad a otra y de una época a otra);
  2. Es una relación social (porque descubre las normas que determinan las relaciones entre mujeres y varones);
  3. Es una relación de poder (porque nos remite al carácter cualitativo de esas relaciones);
  4. Es una relación asimétrica; si bien las relaciones entre mujeres y varones admiten distintas posibilidades (dominación masculina, dominación femenina o relaciones igualitarias), en general éstas se configuran como relaciones de dominación masculina y subordinación femenina;
  5. Es abarcativa (porque no se refiere solamente a las relaciones entre los sexos, sino que alude también a otros procesos que se dan en una sociedad: instituciones, símbolos, identidades, sistemas económicos y políticos, etc.);
  6. Es transversal (porque no están aisladas, sino que atraviesan todo el entramado social, articulándose con otros factores como la edad, estado civil, educación, etnia, clase social, etc);
  7. Es una propuesta de inclusión (porque las problemáticas que se derivan de las relaciones de género sólo podrán encontrar resolución en tanto incluyan cambios en las mujeres y también en los varones);
  8. Es una búsqueda de una equidad que sólo será posible si las mujeres conquistan el ejercicio del poder en su sentido más amplio (como poder crear, poder saber, poder dirigir, poder disfrutar, poder elegir, ser elegida, etcétera).

Por último, ¿Qué dice la Ley?

Picture1

  •  Ley Núm. 108 de 26 de Mayo de 2006 [El Departamento de Educación] (Descarga el documento: Ley-108-26-May-2006) y Ley Orgánica Departamento de Educación: Artículo 6.03.

Establecerá, en coordinación con la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, un currículo de enseñanza dirigido a promover la equidad por género y la prevención de violencia doméstica. Además, tendrá la obligación de implantar este currículo a través de los ofrecimientos académicos regulares, o integrándolo a los programas académicos y otras modalidades educativas.

La Carta Circular número 10 2012-2013 del 22 de febrero de 2013 de Departamento de Educación, establece que “[c)ada programa académico se asegurará del desarrollo de los temas transversales y el fortalecimiento de los valores universales como parte de la transformación curricular que se percibe.” Entre los temas transversales de mayor relieve se encuentra precisamente, la perspectiva de género. Esta pieza legislativa enmienda la Ley número 149-1999 según enmendada “Ley Orgánica del Departamento de Educación”, para garantizar y monitorear la obligación y el pleno cumplimiento que comparten el Departamento de Educación y la Oficina de la Procuradora de las Mujeres en adoptar la perspectiva de género y la prevención de la violencia en el currículo de enseñanza. Este mandato fue producto de la Ley 108-2006, la cual enmendó el Artículo 6.03 de la citada Ley Orgánica del Departamento de Educación a tales fines. Surge de la exposición de motivos de la citada Ley 108-2006, que se pretendía proveer para la creación de un currículo que desarrollara Ja equidad de género y la prevención contra la violencia doméstica en el sistema de enseñanza de nuestros(as) niños(as). Sin embargo, en la misma exposición sólo se exponen detalles relacionados a la violencia de género y violencia doméstica, sin que logre presentar los linderos más profundos de lo que implica la implantación de un currículo que promueva la equidad de género.