Antes de Terminar

[Declaro este post por siempre incompleto.]

El 2016 fue un masacrador de energías para muchas de nosotras, y de manera muy personal me brindo el permiso de afirmar que este año fue uno catalizador, transformador y anticipador de los próximos, siendo conservadora, cinco (5) años. Por tal razón, no me tomo muy a la ligera el analizar para de alguna manera “planificar” lo que será mi 2017. Igual, todo cambia y hasta en segundos, pero todo lo mundial, regional, local y personalmente ocurrido me hacen pensar y asimilar, que, en efecto, este es el momento de mi vida en el cual, ese pequeño porciento de certeza que aún me quedaba expiró, y que cualquier cosa – CUALQUIER COSA – desde lo más hermoso y sublime, hasta lo más catastrófico, tiene posibilidad de ocurrir y venir de cualquier persona. Que conste que no estoy diciendo que estaré a la deriva por la vida.

En muchas ocasiones me dije a mi misma, “¿algo astrológico está sucediendo o yo estoy loca?”, porque se me hacía imposible concebir que tantas cosas estuviesen ocurriendo a la misma vez, a nivel político, social, económico y colectivo en cuestiones psico-emocionales. Vivir en estos momentos específicos de la historia, y en la cual la tecnología rompe todas las barreras imaginables de comunicación e interacción, está muy cabrón y si, da miedo.

COLECTIVO

La rigidez, superficialidad y hostilidad con la que hablamos de muchos temas, generan que olvidemos el objetivo y quien realmente es el adversario. Mucho se reduce a privilegiadas vs. no privilegiadas, relaciones de poder, y que si no es conmigo es en mi contra. Ya casi no buscamos maneras de trabajar colectiva y orgánicamente dejando ser a las personas que nos acompañan, respetando a la individua de cada quien, pero sin olvidar el fin u objetivo. Todas quieren ser políticamente “incorrectas”, pero lo quieren hacer a través del insulto, la invalidación y argumentos ad hominem. No he leído guías o manuales algunos sobre esto, pero dudo mucho que el ser políticamente correcta o incorrecta, se trate de eso.

Este año, creo que más que otros, las redes sociales se posicionaron, gústele a quien le guste y a quien no también, como espacios políticos de discusión, deconstrucción, formación y reafirmación. Y esto es muy curioso pues cuando lo utilizamos con este propósito todo es bello, hasta que es en nuestra contra. Parece que hay quienes pretenden que sus comentarios en los espacios virtuales se desvinculen de su esencia como persona y persona política, como si tuviese que conocer a varias versiones de una misma persona en un solo, y si hay distancia de por medio, único espacio virtual. El mundo nos está leyendo y tomando nota de nuestras contradicciones, inacciones y construcciones.

A veces me resulta complejo comprender la manera de operar, y de “amar” de las personas en los espacios colectivos, porque se espera mucho o cosas muy específicas, sin mover un dedo para que eso suceda. A veces nos olvidamos de que muchas compañeras de nuestros colectivos están pasando por malos momentos a nivel personal o no se encuentran bien de salud, y nos olvidamos de cuidarnos entre nosotras. A veces damos por sentado muchas cosas y relaciones, mientras que le pasamos por encima a nuestras compañeras, a su trabajo y a su dedicación. A veces aspiramos a trabajar de ciertas maneras y lo que hacemos es reproducir aquello que queremos evitar. A veces dejamos que nuestros asuntos internos nos controlen y que dañe lo construido colectivamente. A veces pedimos y recurrimos solo cuando lo necesitamos, pero no somos capaces ni si quiera de agradecer. A veces no somos capaces de comprometernos, ser consistentes y asumir nuestras responsabilidades. A veces abogamos por muchas personas, pero no queremos hablar de lo que les pasa. A veces no queremos dejar a nadie atrás, pero no queremos hablar ni el trabajo sexual o el aborto, ni de nuestros consumos de drogas, nuestras creencias, agresiones, y en algunos casos, intentos de suicidios. A veces hablamos tanto del amor que lo romantizamos y olvidamos que el amor, más allá de ser un sentimiento, es una decisión, y que cuando nos burlamos, hacemos criticas destructivas, y hablamos negativamente (lo cual es innecesario) de nuestras compañeras, estamos tomando la decisión de no amar. A veces es bueno, trabajar mucho internamente antes de ingresar a espacios colectivos que representan muchas voces. A veces no queremos ver que la izquierda también falla. A veces olvidamos también que el activismo comienza por nuestros cuerpos, el día a día y las personas que están a nuestro alrededor, y nos encontramos con compañeras en relaciones violentas, mientras que en la calle luchan en contra de ellas. Muchas veces criticamos sin proponer, ¿Cuándo nos cansaremos de solo hablar?

APRENDISAJES DEL ACTIVISMO EN VIH

Creo que la experiencia del estar vinculada con el proceso de más de tres meses de la Reunión de Alto Nivel, me dejo más que claro la importancia de estos juegos y sus dinámicas. Ojo porque puede ser confuso, no siempre es igual y no lo comento desde una perspectiva negativa. Todos estos procesos, reuniones, conferencias e iniciativas, son montajes y juegos diplomáticos que te brindan la sensación y falsa satisfacción de que se está haciendo y adelantado algo. Y si, si se está haciendo y adelantando algo, si tienes dudas simplemente mira las estadísticas de los últimos veinte años, pues el VIH es relativamente joven en el mundo. Ahora, más allá del “que”, es el “como” y desde el “donde”. Ese “algo”, no es meramente realizado y adelantado por quienes te lo muestran y de la manera en la que te lo muestran. O sea, cuando se traduce a lo regional, nacional y local, es otra historia completamente diferente, y lo que conlleva y significa, (muy prácticamente y al detalle), implementar y trabajar para obtener esos adelantos, muy rara vez lo conocemos y no recibe el mérito que debería recibir, refiriéndome claro a las ONGs, Redes, Activistas y Sociedad Civil. Hay muchas buenas, pero no todas funcionan.

Incluso, las dinámicas que se dan en estos procesos y espacios, y el costo político y económico, pueden dividir más que construir, ya que cada quien tira para su lado y siempre es el otro el que se debe sacrificar al final, aunque durante, andemos con el discurso de “no dejar a nadie atrás”. No se puede perder de perspectiva la traducción a lo nacional y es que por más que queramos, hay muchas cosas que no son posibles por nuestros gobiernos, y que por más cabildeo que se realice en lo global o regional, hay cosas que cuando llegan a lo nacional mueren. Prohibido olvidar también que el financiamiento nos empuja a encajonarnos en modelos que no responden a nuestras necesidades y a lo mejor que nos funciona, y esto nos pone contra la espada y la pared, pues a veces, no todo el trabajo se puede hacer sin dinero. Además, se gasta muchísimo dinero y al final, regresamos a nuestros países a enfrentar lo que significa, en términos económicos, para nosotras estar allí, pues si no es parte de nuestro trabajo remunerado ese activismo, una semana sin trabajar puede significar no tener para comer el próximo mes.

Todo esto genera un mal sabor entre nosotras, pues cuando el proceso se termina, esos políticos que posiblemente no saben nada de VIH, regresan a sus países y se olvidan de nosotras hasta la próxima reunión, y los financiadores, solo quieren ver los resultados. Por esto es tan importante estar vinculadas de alguna manera desde lo global hasta lo local y comunitario, o al menos, conocer estas dinámicas y sus implicaciones. Sobre todo, cuando hablamos y comentamos muy rápidamente si haber experimentado vicariamente el proceso, y más, cuando son nuestras compañeras las que dejan el cuero allí. Más allá de los juegos diplomáticos, allí si se toman decisiones que determinan muchas cosas, y si quienes están en los espacios no juegan para nuestro equipo, creamos en el juego o no, perdemos nosotras.

Para mi también es muy, no sé si decir asombrosa, inestable o inesperadas estas traducciones, pues en las discusiones se habla de la transversalidad de, por ejemplo, los derechos humanos, la perspectiva de género y un listado de cosas que tenemos en nuestra lista de necesidades y deseos sobre nuestros servicios de salud. Mas, sin embargo, al momento de ir a recibir el servicio a la clínica, podemos ver que pueden pasar desde meses hasta años en implementarse las medidas discutidas en lo global. Pero, sobre todo, las medidas que toman las clínicas y lugares en donde recibimos servicios para cumplir o implementar las agendas. Algo tan simple como que te niegan la medicación a menos que no te hagas el control de carga viral y CD4, lo cual es terrible, pero es el mecanismo que usan para cumplir con aquellas agendas en las que tú te viste involucrada meses antes. Esta es una razón más para estar vinculada en los espacios políticos, la proximidad que se tiene con el servicio en lo local vs. la discusión en lo global y regional, y velar siempre por que las decisiones que se tomen, no se traduzcan a violaciones de nuestros derechos como personas viviendo con VIH.

El panorama financiero para la respuesta al VIH, no es un secreto a estas alturas, no es bueno y se acaba. Sabemos que muchos países se quedaran sin financiamiento y no nos sorprendamos cuando en unos años, la incidencia y la mortalidad sea similar a la de los 90. Creo que el discurso del “Fin del Sida” tiene a mucha gente confundida y es que se habla del FIN DEL SIDA, NO DEL VIH. Por lo tanto, en este discurso, para nada se habla de una cura que elimine el virus de nuestros cuerpos. Cuando tu incidencia continua y tu morbilidad baja, tienes a un montón de gente viviendo con VIH. Detente y piénsalo. Las personas se continuarán infectando, pero ya no muere tantísima gente como antes, el resultado, la comunidad de personas con VIH continuara en aumento. Si a esto le sumas la reducción en financiamiento, si me sigues, se te hará fácil imaginarte que sucederá en 15 años, y con el plan 90-90-90. No hay nada pensado para después del 2030, y pienso que posiblemente, para después de esa fecha NO exista financiamiento específico para VIH. No nos queda más alternativas que la autogestión, nuevos modelos de financiamiento, diversificar nuestras agendas e interseccionalizar nuestros discursos. Esto acompañado con el exigir la cura, como algo NO NEGOCIABLE, pues este negocio ya no es sostenible y la quiebra serán nuestras vidas.

PROCESOS PERSONALES

Particularmente estos últimos meses mis mecanismos de defensas, que a veces consisten en simplemente huir, me han empujado, muy convenientemente, a refugiarme en toda una onda o corriente de la cual me había desvinculado sin darme cuenta, que se ha transformado, o mejor dicho, se ha añadido a mi visión y percepción de mundo. El proceso de retomarlo y re cultivarlo ha sido muy interesante, complejo y sin dudas me ha movido el piso. Con el propósito de manejar saludablemente lo que percibo como mala vibra, intenciones y todo aquello que no está en mis manos, he venido creando espacios seguros para respirar, soltar, ser vulnerable y recargarme.

Cultivar mi interior meditando, leyendo y experimentando; soltar el control y resentimientos; exponerme a experiencias, aunque sean incomodas; lanzarme aun con miedo; no gastar energías molestándome por lo negativo; reconocerme y hacer las paces con ciertas verdades; escuchar a mi cuerpo y mente; no olvidar que todo es temporero; no luchar con el tiempo; aceptar el dolor como parte de la vida, pero no el sufrimiento; no desearle el mal a otras personas, pues eso me coloca en igual posición; y sobre todo recordar siempre, que yo soy la fuente de mis pensamientos, emociones, sentimientos, acciones, palabras, decisiones y resultados.

Todo esto ha requerido de mi mucha fuerza y mucha humildad. Fuerza para mantenerme; saber que permisos darme y cuando; para decir NO y ser justa conmigo misma; para identificar qué cosas externas manejar y que no; para explorar y siempre regresar; para dejare fluir sin ser arrastrada. Humildad para reconocer que es mío y que no; para permitirme llorar cuando lo necesite; al momento de confrontarme, cuestionarme y contradecirme; para ver la vulnerabilidad como algo de mucho valor; para acompañar los procesos de otras personas; para vivir sin robarle el aire a nadie.

GRACIAS por leerme, quien quiera que seas y estés donde estés. No hagas grandes planes para el futuro, no esperes para hacer lo que sueñas. No trates de comprender a la gente, compre el de donde vienen. Nada nunca es siempre. No le digas a otras personas que hacer, mejor modela. Negocia la intensidad todo el tiempo. Acepta que cada quien escoge su propio camino. Toca la grama mojada con tus pies y mójate en la lluvia. Aunque no creas en rituales, date el permiso de hacerlos de todas maneras. Haz cosas que te hagan sentir incomoda, así creces. Aprende a crear con tus manos. No señales a otras personas, deja ser. Al menos una vez en tu vida, prueba algo psicodélico. No te guardes nada, escoge como sacar. Pasa tiempo contigo misma. Lánzate, aun con miedo. Transforma lo malo en experiencias. Ríe, baila y canta. Toca tu cuerpo, pues es todo lo que es realmente tuyo. Acepta tu mortalidad. Busca sentirte libre, la vida es ahora, así tal cual…

¡Gracias por existir!

No sé si todo lo que acabo de escribir tiene sentido, si mis pantallas, tatuaje, notas, viajes y altares tienen sentido. No sé si el cómo se siente mi cuerpo hace sentido, o si tan si quiera si así es como debería sentirse. No sé si voy bien en la vida, o si estaré bien. Durante los últimos dos años me he sacado todo de adentro, y a veces no tengo nada nuevo que decir. Solo le agradezco al universo la belleza y la fealdad para apreciar la belleza, el tener el corazón y la mente abierta. Las oportunidades, mis espacios seguros y ser espacio seguro para otras personas. El mar, la naturaleza, la energía, la humanidad, la vida, el fluir, el cambio y todo lo inefable.

img_20161226_220746

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s