AUTOGESTION DEL TRABAJO EN RED

En el 2012 aprendí, gracias a YouTube, a hacer jabones de glicerina y velas. En un principio lo vi como un hobbie, algo que me traía tranquilidad, y que de alguna manera aumentaba mi autoestima, pues mis manos estaban literalmente creando y transformando algo útil, lindo y a mi gusto. Experimente colores, olores, diseños, tamaños y formas, y poco a poco, fui creando un “estilo” personal. Este “estilo” fue lo que me llevo a preguntarme ¿yo compraría esto?”, y mi respuesta fue ¡CLARO QUE SI!”. Y la realidad es que me gustan las cosas hechas en casa por personas creativas y súper chulas, y pensé “yo puedo ser una de esas personas creativas y chulas a quienes les compran cosas hechas en casa”, y desde ahí, he utilizado estas manos para continuar creando siempre que pueda.

Con el tiempo fui aprendiendo a realizar otras cosas, como cremas y accesorios con telas africanas. Todo esto es lo que me apoyaba de vez en cuando a cuadrar la quincena, con los regalitos o detallitos hechos por mí para ahorrarme par de pesos, y además me brindaba y brinda la tranquilidad de saber que estoy apoyando de alguna manera a la economía local, pues todos mis materiales los compro en tiendas de Rio Piedras, de comercio justo y/o artículos hechos en Puerto Rico.

En muchas ocasiones, utilicé la venta de jabones y velas para recaudar algún dinero antes de salir de viaje hacia algún evento relacionado con el trabajo en VIH que realizo. Si, TRABAJO, porque invertir entre tres (3) a unas ocho (8) horas diarias, entre lectura y redacción de emails, redacción de informes, procesos de consultas, contestar mensajes en Facebook y en WhatsApp de todas partes del mundo, talleres de pintura, crear campañas, estar en reuniones presenciales y virtuales, pines, hacer presentaciones para que las usen en otro país, apoyo cuando alguien esta depre o no tiene con quien hablar, ir a dar una charla en una comunidad, traducir documentos, movilización de jóvenes, comprar para regalar espéculos a mis amigas, hacer conexiones entre jóvenes, adiestramientos, identificar lugares de tratamiento en otros países y muchas otras cosas, ES TRABAJO. Por eso se me hace complicado contestar cuando me preguntan si conseguí trabajo ya, y es que tengo trabajo, pero no es remunerado. Y en muchas ocasiones siempre hay gente para la cual nada de esto será suficiente, pues como activista, la gente siempre espera cosas de ti como si una fuese perfecta y no tuviese una vida con otras cosas que hacer.

Sabemos que para recibir financiamiento local, nacional y/o internacional se requiere todo un proceso legal y condiciones específicas como tener al menos una 501, entre otras. Por esto y más, además de que la cooperación internacional poco a poco ha ido saliendo de Latinoamérica (hasta que en algún momento no habrá casi nada), es que muchas de las redes de, por y para jóvenes viviendo con VIH, no recibimos ni un centavo por el trabajo realizado, que al final del día, es para beneficio de nosotros y nosotras, y nuestros pares. Por tal razón, desde el primer momento en el que fui escogida para participar del VI Encuentro de la RAJAP en Buenos Aires, Argentina, me puse a buscar financiamiento, y estaba casi segura, que la manera principal para conseguir el dinero suficiente para pagar mi pasaje, seria con la autogestión. Pero no una autogestión, mandando cartas para que me den dinero, autogestión tipo salir a la calle a vender.

Gracias a los jabones es que he podido pagar el internet que utilizo para hacer el trabajo requerido, y tengo que decir muy honestamente que hasta hace tres (3) días pensé que no sería posible recaudar el dinero suficiente para poder costear mi pasaje, ya que jamás es lo mismo $60.00 a $1200.00. Con el aporte de una quincena atrasada, me complace informar que GRACIAS A MUCHAS PERSONAS SÚPER LINDAS Y SOLIDARIAS YA COMPLETE EL DINERO QUE NECESITABA PARA COMPRAR MI PASAJE.

Esta experiencia ha sido extraordinaria, llena de aprendizaje y sobretodo me recuerda que la pasión y la voluntad son motores que mueven todo un mundo de posibilidades que solo las que tienen el coraje, la valentía y son lanzadas, pueden ver. Me siento muy agradecida y demasiado emocionada, porque para mí, esto es prueba de que hay mucha gente que cree y apoya el trabajo que se hace, y que a pesar de la situación económica actual, hay quienes apuestan a lo local y al trabajo comunitario, activista y feminista, y sobre todo cuando una se hace en función de la otra.

Fueron muchas noches amanecida haciendo órdenes, muchos regueros y desastres en mi casa, donaciones de materiales, dolores de cabeza agudos por la mezcla de olores, dolor en el cuerpo, alergias, sinusitis y estrés. En muchas ocasiones quise salir corriendo de mi casa, en otras camine hasta 45 minutos para ahorrarme los $3.00 del tren. Mucha energía, dedicación, mensajes y cositas que hacen que las cosas queden más lindas.

La necesidad es la madre de la invención, y yo necesito agradecerle a Syndi, Abi, Katya, Ruthy, Ivette Rodriguez, Ivette Gonzalez, Cynthia, Maria Fidalgo, MaryMer, Wanda, Britzeida, Denisse, Mayra, Angel, William, Sarahi, Iveliz, Michel, Kriss, Norma, a mis proveedores de salud, el corillo del Consejo y muchas otras personas que me faltaron. Esto es posible gracias a ustedes, esta ha sido una de las oportunidades en la cuales mas he sentido el apoyo y agradecimiento.

Les mando un abrazo, y seguimos con la autogestión y buscando nuevos modelos de financiamiento creativo.

DSCN5810.JPG

3 thoughts on “AUTOGESTION DEL TRABAJO EN RED

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s