DC, p4

-DIA 206

“El día de hoy fuimos a la plenaria en la mañana y se hablo sobre los medicamentos que has surgido a lo largo de la historia del VIH. Sobre el paciente de Berlín, como fue que se curo y que elementos clínicos se implicaron. Cuales se necesitan para terminar con el Sida.” Como una vacuna, la cual no ha rendido frutos. El TasP (Tratamiento como prevención), que se refiere a bajar la carga viral comunitaria, o sea, que las personas VIH positivas en una comunidad tenga bajos los niveles de virus para disminuir las probabilidades de contagio, lo cual esta científicamente comprobado. Ahora esto requiere que adherencia de parte de nosotros, pero mas aun, que hayan medicamentos disponibles. El PrEP (Profilaxis pre exposición), que propone tratar a las personas con “conductas de alto riesgo”, como a trabajadores/as sexuales y homosexuales con múltiples parejas sexuales, medida con la cual, me parece que ya había compartido que no estoy de acuerdo, ya que esos medicamentos podrían ser utilizados en otras personas que si tiene VIH y no tienen acceso a medicamentos. Prevenir el contagio vertical, que al menos en Puerto Rico, hace al menos 5 años no nace un bebe VIH positivo.

En a una reunión se hablo sobre el activismo en las mujeres africanas. Vi que hay una tradición de unas madres o reinas africanas, no entendí pues su inglés no era el mejor y mí oído menos, pero las demás mueres se arrodillaban para acercárseles. Lo que si es que esas mujeres enfrentan el VIH en su país de una manera tan fuerte, ya que es sus países muchas de ellas fueron maltratadas por ser VIH positivas.

De ahí partimos a la marcha. Caminamos desde el lugar de la convención hasta la Casa Blanca estando yo en primera fila. Para mi fue algo hermosamente caótico, lo vi como una iniciación. Una experiencia única, emocionante e inolvidable. Me sentí tan feliz de estar allí y me sentía tan orgullosa de formar parte de algo así. Éramos  más de tres marchas dirigiéndonos por diferentes avenidas, la de nosotras con al menos 200 mujeres, y me cuentan que éramos pocas, pero nos dejamos sentir y aquella ciudad tembló. Todas con prendas azules, paralizamos una de las avenidas principales en Washington DC. Rápidamente entendí y me puse a gritar hasta quedarme sin voz. Esto cambio mi vida, mi forma de ver las protestas y definitivamente no hay nada de que avergonzarse.

Hay que luchar por tus derechos, hay que salir a la calle y asegurarte de que tu voz se escuche, o haz que te escuchen. Fue otra cosa. Y de repente me sentí mal pues la gente en Puerto Rico no lucha así por sus derechos. No se movilizan así, éramos tantas mujeres gritando con coraje, poder, y fuerza. Aquí son 50 y cuidao’. Me quito en sombrero ante esas mujeres. Pero actividades como estas son las que me hacen levantarme cada mañana a hacer el trabajo que hago, no importa cuan insignificante parezca. Si se puede cambiar al mundo, pero una persona a la vez. Ahí es cuando dices, no estoy solo. El esfuerzo que uno hace no es en vano. A pesar de que uno no siempre ve a esas personas, y tal vez nunca las volverás a ver, uno dice no estoy solo. Esta experiencia fue un empuje para tomar acción. Esa resistencia, esas garras es lo que le hace falta a PR.

En la tarde estuve en una sección en la que se hablaba sobre los jóvenes de 15 a 24 años. Como es el proceso de crecer con VIH, y como lamentablemente en países con Rumania y Guatemala no viven por muchos años, por que se cansan de tomar medicamentos. Situación que he visto pues más de 20 años tomando medicamentos, no es fácil.

En referencia a mi Argentina, me sentí muy maternal. Me sentí responsable por ella. En un principio pensé que era mala idea que compartiéramos habitación, porque yo quería practicar mi inglés y con ella no podría. Y realmente pase mucho tiempo traduciéndole cosas a ella. Y fue súper agotador, pues no solo tenia que entender yo, sino que traducir. Mucha gente piensa que si entiendes es fácil traducir, la cuestión es que una vez estas en modo de ingles, te envuelves y simplemente hablas, no te detienes a pensar en español para luego traducir en ingles. Y la cosa es que para entender muy bien, tienes que irte en el  modo ingles, pero para traducir al español, estas interrumpiéndote cada vez, y el resultado es un cansancio mental horrible. Peor aun, es que ella se sentía triste por no poder comunicarse y hacer las cosas que le hubieran gustado hacer. Y cuando ella se sentía así, por otro lado me sentía mal yo también por no poder traducirle más. Hubo ocasiones en las que me sentí incomoda, pues sentía que no podía hacer nada sin mí, y dejaba que se perdiera, y en ocasiones me sentía presionada porque a cada rato me preguntaban por ella y no sabia nada. Pero nada, prueba superada. Realmente tenemos una linda amistad por internet, y ya nos extrañamos. Me sentí bien haciéndola parte del grupo, después de todo. Ahora, en el momento que viaje, mi primer destino en la lista es Argentina… CONTINUARA!

Memorias de mi viaje a la Conferencia Internacional de Sida en Washington DC, del 22 al 27 de Julio 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s