Debo confesar que…

Hace varias semanas me encontré con mis dos mejores amigos no gays, para ver el juego y beber un par de cervezas. Al principio cuando me llamaron, me dije “no vallas, tu lo que quieres es dormir”, pero hace varias semanas que no los veía. Allí llegue, y solo me di una Corona. Vimos el juego, uno de ellos y yo le íbamos a Miami, los otros dos le iban a Oklahoma. Luego pusieron música tropical, ya saben, salsa, merengue y bachata. La salsa me encanta, y ahí voy con el baile. El merengue, si me dan opción, no lo escucharía, pero lo bailo. La bachata, no la paso, pero como es lo que está de moda, ni modo. Si no puedes con el enemigo, ¡únetele! Últimamente me ha dado por bailar mucho, bailo de todo, aunque lo baile malo. Allí baile con los dos, intercalados ellos, sin descanso yo. El primero es un experto con la bachata, y le pierdo el paso, con el merengue no llevamos mejor, la salsa, ni lo mires. Con el segundo es al revés; hacemos que nos llevamos con la salsa, le metemos al merengue, pero la bachata ni pa’ Dios.

La cosa es que a los dos los adoro. Me crie con ellos. Juntos hemos llorado, reído, hecho travesuras, jangueado, nos hemos visto vomitar, orinar, nos hemos amanecido, pasado malos ratos, nos hemos enchismado, comido casi del mismo plato, etc. Sin embargo, a pesar de la confianza y el tiempo de amistad, y el hecho de que yo en varias ocasiones he hecho público mi estatus de VIH, ellos no lo saben. Razones que ahora mismo no me llegan a la mente. Siempre he sentido que para que nuestro triángulo de amistad se completamente transparente, debo decirles. No obligado, pero me sentiría mas cómoda, las conversaciones serian más amplias, entenderían el porqué los lleno de condones, una de las razones por las cuales mi madre murió, y posiblemente mi circulo de apoyo seria mas grande.

El asunto es que siempre he sentido algo raro con uno de ellos. Y no de mi hacia él, si no de el hacia mí. No sé, una vibra rara. Por tal razón, no me he atrevido a tocarlo, abrazarlo, darle besos, bailar como lo hago con el otro. El nunca me ha faltado al respeto, ni nada así por el estilo, al contrario, de todo el grupo de amistades, cuando salimos es el que se encarga de que yo no me pierda, de que ningún hombre se propase conmigo, y cuando conozco algún chico está pendiente que no me pase nada. Como un verdadero amigo. A pesar de eso, estoy 100% segura de que el no siente nada por mí, pero, estoy un 75% segura de que si estamos solos en un lugar seguro, el no respondería por lo que pudiera pasar. Esto lo confirmé el día del juego. El punto es que me hiso un comentario medio kinki al bajarme del carro, y desde ahí me ha comenzado a textiar a diario. Nada insinuante, pero no es lo usual entre nosotros. No me molesta, pero la conversación surgió, creo que dejamos casi claro el asunto, pero definitivamente, la atmosfera está cargada.

La semana pasada, me visito, algo raro pues ellos no lo hacen. Llevó un par de cervezas, yo puse la música y la picadera. Estaba aterrorizada de que me hiciera una insinuación y de frente. No sabría que pasaría con nuestra amistad después del rotundo NO. Pero gracias a Dios no sucedió. Pero por otro lado, aproveche la visita para decirle. Le había contado lo sucedido con el que ya no me habla, pero nunca le dije el porqué. Cuando se lo dije, su semblante para nada cambio. Ni un solo pelo de sus cejas o pestañas se movió. Ni parpadeo, su voz no se altero, su respiración, ¡nada! Esperaba al menos un gesto, el cual no llego. No sé que pase de ahora en adelante, tal vez se quedo en shock y sea otro el momento en el que reaccione. No se, me sigue textiando igual, hasta ahora nada ha cambiado, vamos bien.

Debo confesar que en varias ocasiones, a pesar de saber que no estoy haciendo bien, cuando no quiero nada con un chico y no sé como mas hacérselo saber, saco el tema del VIH. Es tan común que un chico no quiera nada que ver contigo cuando le confiesas eso, que ahora, y estoy muy segura que no soy la única, utilizo el VIH para espantarlos…

2 thoughts on “Debo confesar que…

  1. Si, para mi también, de algún modo es una bendición. Quien realmente te ame no dudará y alejarás a las ratas de albañal. Me encantó que lo contaras. Has de ser una hermosa persona, transparente desde ya y con valores muy humanos.

    Me gusta

  2. Hola!!! ¡Cuanto tiempo!!
    No le veo nada de malo en que lo utilices, además siempre te puede servir como filtro. Si algún muchacho quiere algo de verdad, te quiere de verdad no creo que deba ser un inconveniente. Digo yo eh.
    Me alegra saber de ti.
    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s