La bola esta en su cancha

Hace varias semanas estuve mal de salud. Falte al trabajo, a la universidad y casi pierdo el trimestre porque estaba en finales. Aun queda algún rastro por ahí, pues mi inmunidad no funciona al 100 %. Anterior a eso, venia cargando con mucho estrés, demasiado. Había varias cosas sucediendo, en el trabajo, en los estudios y en mi vida personal. Cosas venían, e intente terminarlas por orden de prioridad, pero aprendí que me funciona mas si las termino por “orden de entrega”, o sea, primero lo que es pa ahora y después lo que es pa luego.

No me daban “break”, no terminaba bien una y ya tenia otra. Ahí fue que mi cuerpo dijo ¡“aquí mando yo”! Y el precio de no escucharlo, aun lo estoy pagando. A finales de marzo y principios de abril, era lo personal. Tuve una de esas situaciones en las que te sientes como el jamón del sándwich, aunque nadie te haya puesto allí, pues ambos lados son especiales e importantes para ti. A esa le hice frente, y les digo, por si aun no lo saben, SER VALIENTE NO ES FACIL. Otra de ellas no dependía de mi, aunque quien debía cambiar la vista era yo, pues a veces tener expectativas no es bueno. No siempre puedes desear que otros quieran lo mismo que  tu, y no hablo del área amorosa por si aca.

Luego vinieron las cosas del trabajo, la universidad, y a medida que fui soltando, ya saben. Mi sicólogo (si, voy al sicólogo dos o tres veces al año, porque nunca esta demás que te aconsejen personas un poco mas objetivas) me dijo “muchacha, la cosas continuaran llegando y no hay manera de detenerlo o evadirlo, la vida pasa”. Me resigne, pero algo que en lo que no me había fijado antes, por ahí en algún lado esta, es la situación con mi amigo.

¿No se si recuerdan “MI PRIMERA VEZ”? ¿Aquella en la que les hable sobre mi experiencia contandole a un amigo con quien había tenido relaciones que tengo VIH? Pues una de las cosas que el me dijo fue, que seguiríamos siendo amigos, lo cual era importante para mi pues lo apreciaba mucho. Resulta que han pasado más de dos meses y nunca más hemos vuelto a tener comunicación. Por eso, hace dos semanas y medias le envié un mensaje de texto. “Hola, espero que estés bien, aun eres importante, cuídate mucho.”

La bola esta en su cancha. Pensé que hay cosas que se deben hablar de frente y creo que dos meses es mas que suficiente, no tal vez para no sentir coraje, pero al menos si para pensar con claridad. Debía protegerme emocionalmente, por eso escogí enviarle un texto. “Poner el dedo en la llaga” para ver que es la que hay. Algo corto que le dejara saber que aprecio su amistad y estoy dispuesta a demostrarlo, pero que demostrar no significa rebajar, mucho menos rogar.

Nunca contesto… 

A pesar de que el agua se ve serena, esta lloviendo…

4 thoughts on “La bola esta en su cancha

  1. Hola Lolucha, no estés triste, la verdad es que lo probable es que se haya asustado… y a medida que pasa el tiempo le es mas difícil, eso ocurre. No esperes que vuelva y si lo hace será una grata sorpresa, te dejo un beso

    Me gusta

  2. Sobre la primera parte de tu texto decirte que ………. como la vida misma.
    Y sobre la segunda que me encanta jajajaja yo soy igual tengo que meter el dedito en le llaga porque me jode que la gente no sea ni un poco valiente para contestar😀
    Besitos

    Me gusta

  3. Hola Lolucha
    Primero me alegro que ya te encuentres mejor.
    Segundo , no es que sea yo el más indicado para hablar de amistad, dado mi caracter y asociabilidad, pero el que es un amigo, un amigo de verdad, no te abandona, no te deja. no se va, y si las circunstancias os separan, seguirá estando, permaneciendo.
    Levanta el ese animo continúa con lo tuyo, no tengas muchas esperanzas en que vuelva por mucha pelota que el ahora tenga. Y si con el paso del tiempo, tres meses, 13 meses, dos años, seis o más, quiere regresar te encontrará y en tu mano estará como actuar.

    Ves, como te he dicho soy el más indicado para hablar, siempre me lio…Recibe mis ánimos
    Besos

    Me gusta

    1. Aunque no estoy tan desanimada como me leo, gracias por tus palabras! Y no hay que ser el mas amigable para hablar de amistad, es cuestión de calidad humana. Y si, eres el mas indicado para hablar cuando hablas, jajajaaaa!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s