Mi resolución de Año Nuevo

Que mucho he cambiado en estos últimos meses. Siempre supe que era de esta manera, pero nunca me había dado la oportunidad de serlo. Me siento muy bien desbordando mi real forma de ser, siento que me he encontrado a mi misma. Que me conozco mejor. Al fin me estoy descubriendo. Es algo más allá de conocer tu carácter y tu personalidad, aun que puede que no me entiendas. Me siento tan conforme con el ser humano que hoy soy. Ahora si puedo sentir que soy parte de algo mas grande que yo. Ahora vivo para algo más grande que yo. 

Disfruto sin remordimiento. Vivo sin culpas, soy libre. 

Muestro mis emociones y sentimientos. Ya he perdido el miedo a decir “te quiero”. Ya me siento segura al decir “te extraño”. No me siento ridícula si lloro por historias ajenas. Puedo escuchar mi corazón, puedo sentir mi espíritu. Entiendo que las palabras no son suficientes para describir la mezcla de cosas que sentimos y queremos. Puedo percibir como la energía choca conmigo, como los pensamientos iluminan mi visión. 

Puedo entender que hay cosas que no tienen explicación, y que hay otras que no la necesitan. Aprendí a escuchar con el corazón. Aprendí que ninguna meta es final, sino que siempre, es el comienzo de una nueva. Se que la autorrealización, no tiene fin y que, el desarrollo no tiene limites. Mientras mas me elevo como ser humano, mas pegados al suelo están mis pies. Mientras mas humilde soy, mejor soy. Me siento muy sabia al escuchar el ego de otras personas hablar, en vez de su corazón, ya puedo distinguir y comprender esas voces, que en el fondo solo quieren ser queridos. 

Se que el mundo esta lleno de posibilidades y que la mejor decisión es la que se toma, pues nunca sabrás exactamente lo que es, hasta que se acabe. He visto milagros en la sencillez de la vida. Las cosas más grandiosas están en la naturaleza, en la naturaleza de la tierra, del ser humano, de la vida, de Dios. He notado que un árbol esta compuesto de muchas vidas, y que así como el eucalipto, tiene muchas matices. Me quite las gríngolas y vi, que todo con amor y voluntad, eventualmente se da, eventualmente se logra. Veo como dentro de una sociedad venenosa como en la que vivimos, habemos quienes nos resistimos a ser arrastrados por la corriente. 

Se decir “me equivoque”, “disculpa” y “como puedo mejorar”. 

Ahora se que no puedo dar por sentado nada, y que hay quienes necesitan escucharlo. Escuchar un te quiero, escuchar una señal. Me imagino que aquellas personas que hacen el bien en busca de algo, lo dejaran de hacer tan pronto ese “algo” llegue, así que, espero que nunca les llegue porque se necesitan mas personas que hagan el bien. He percibido como a veces algunos cristianos dicen cosas que lastiman, y que se sienten justificados por que lo que dicen es lo “correcto”. Muchas veces pueden ser incapaces de ver lo extraordinaria que la gente a su alrededor pueden ser, sin embargo, los disculpo. 

Me he enamorado de una idea, de algo ideal, algo que me da esperanza y alimenta mi fe. Algo abstracto que me hace sonreír cada vez que pienso en ella. Me di permiso de enamorarme y ahora se que el amor puede doler, pero que mientras dure, es bueno. A fin de cuentas es parte de crecer, gracias a el, no me he endurecido, me vuelto mas sensible. 

Por ayudarme a crecer te doy gracias. 

Escuche que “si la vida te da limones, hagas limonada”, pero alguien me dijo “si la vida te da limones, no hagas limonada, ¡devuélvelos!”. No justifique lo que hagas, muy dentro de ti sabes que lo puedes hacer mejor. Las circunstancias no nos definen, no nos engañemos. Aprendí a disfrutar del aire, del amanecer, del agua, ahora puedo hacer una lista de 50 cosas que me hacen feliz. Río por nada, sin vergüenza. No me callo, pues lo importante es el respeto. 

Aprecio. Agradezco. Abrazo. 

Estoy dispuesta a ser sorprendida. Le digo que si a muchas cosas mas. Aprendo. Presto atención sin que se den cuenta. No me asusta el silencio, me puedo quedar con el silencio. Ya no se que este bien o mal, solo se que funciona y que no. Aprendí a pedir apoyo, pues la ayuda es para los que no quieren aprender. Puedo recibir una lección de quien, y en donde menos me lo imagine. No le preguntes a un niño o una niña que “quiere ser” cuando grande, pues el o ella, ¡ya ES! 

Abre tus brazos, abre tus ojos. Escucha más, siente más. 

No tengas miedo a ser diferente, los que te quieren siempre estarán ahí para aceptarte. Mantén cerca a tus amigos y familiares. No hagas todo lo que te dicen tus amigos, ponles límites a tus familiares. Se genuino, yo lo soy, como un cristal iridiscente. El tiempo es una falacia, y no existen las horas ni los días, eso esta echo para amarrarnos. Di lo que quieras, la vida es muy buena para se realidad.

MI RESOLUCIÓN DE AÑO NUEVO ES SEGUIR VIVIENDO, SEGUIR SIENDO…

One thought on “Mi resolución de Año Nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s